Las pistas de pádel

Lo primero que debemos saber es para donde queremos esa pista y que uso le vamos a dar. Cuanto todo ello esté claro, lo mejor es optar por un fabricante de pistas de pádel que sea profesional y para ello, conviene leer las opiniones e incluso no es descartable el visitar su fábrica y ver el proceso de fabricación de las pistas. De la visita se pueden sacar muchas conclusiones.

Nuestra recomendación de que sean fabricantes no es baladí, puesto que, al serlo, vas a ahorrar en intermediarios y algo de dinero respecto a la compra final. Algunas empresas como en el caso de Niberma.es pueden hacer la pista de pádel personalizada según las indicaciones que les den o incluso pueden asesorarte para que se acerquen a lo que piden.

Una vez tenemos seleccionada la empresa que fabricará las pistas de pádel, debemos seleccionar el modelo de pista que se puede adecuar más a lo que necesitamos. No es lo mismo si la pista queremos que se encuentre en el interior de una nave o al aire libre, como tampoco lo es si está instalada en Madrid o en Palma de Mallorca.

En cuanto a las pistas exteriores, hay que pedir que el hierro sea galvanizado, con la tornillería en acero inoxidable y que el neopreno encargado de separar el hierro del cristal deberá de ser de 6 mm, nunca inferior a 3 mm. Todo ello lacado al horno en poliéster y con imprimación de Zinc.

En las pistas situadas en indoor no hace tanta falta, pero si están en una zona de mar, es muy recomendable que cuenten con el tubo galvanizado. Lo mejor es que estén lacadas al horno.

Si hablamos del césped artificial, aquí es mejor optar por uno de fabricación española que tenga todo tipo de garantías. Lo mejor es que su base sea de poliuretano, con fibra de polietileno mejor que de polipropileno.

El césped de monofilamento es recomendable, pese a que sea mayor la inversión, a medio plaza se rentabiliza. Un césped bueno es el de tres nervios 3NX.

La iluminación es importante, donde el debate es optar por el halogenuro metálico que gusta mucho a los jugadores o el moderno Led, que a medio plazo será más rentable, pero que no está todavía muy extendido.

Cuando se habla de otros detalles importantes, lo mejor es ver si la malla electrosoldada cuenta con salientes, debiendo ocultarlas para que así no supongan peligro para los que estén jugando además de poner quitacimbras resistente cara a evitar que pueda deformarse la malla. Se pueden ver pistas cuando se realizan los mantenimientos con las mallas abombadas y hay que evitar esto.

Las puertas de las pistas de pádel

Esta instalación es necesaria, siendo fundamental cuando no se pueda controlar el acceso, que tenga cierre de las puertas con la pertinente cerradura para poder controlar el acceso.

¿Qué color elijo para mi pista de pádel?

En ese sentido se puede elegir el color que se quiera. Dependiendo de donde vayan a ir, es posible un color u otro. Muchos especialistas opinan que las pistas deberían de ir con la estructura en el mismo color, tanto si es en indoor como al aire libre. Uno de los colores que suelen gustar más para estructuras son el azul en exteriores y en indoor el rojo.

¿Y el color del césped?

Si se sigue el reglamento del pádel, deberíamos solo usar el verde, el color teja o el azul, aunque también hay otras opciones como el negro o fucsia. Aquí depende de los que más te gusten, muchos jugadores prefieren el verde y es el más popular.

En el caso de las instalaciones indoor, no es muy recomendable el negro o el azul, ya que suelen comerse más la luz, pero si es el que nos gusta, lo mejor es ponernos del mismo color.

La arena no tiene porque ser blanca. Si el césped es azul, puedes poner azul o si es negro, arena negra. Es bastante recomendable, especialmente en las pistas oscuras.

Esperamos que todos estos consejos os sean útiles cara a poder contar con una buena pista de pádel que se ajuste a lo que necesitéis. Estamos ante un deporte de moda y que tiene muchas ventajas, por lo que a buen seguro la disfrutaréis mucho o en caso de que seáis una empresa, se le puede sacar una gran rentabilidad.

La Dieta Perfecta para Futbolistas

Si bien, no tendremos muchos requerimientos si practicamos el fútbol como afición, si lo que queremos es dedicarnos a este deporte de una forma más profesional tendremos que cuidar no solo una gran disciplina de entrenamientos físicos, sino también nuestra alimentación pasando por el equipo deportivo adecuado.

Y es que, cuando jugamos como futbolistas profesionales no nos servirá cualquier tipo de calzado deportivo, tendremos que irnos a las mejores marcas y a las que innovan con nuevas tecnologías del calzado que facilitan la práctica del deporte.

De hecho, ya existen tiendas online especializadas en el deporte rey como Marians Sport, donde podemos encontrar un amplio catálogo de zapatillas de deporte específicas para jugar al fútbol.

Ahora bien, además de las exigencias en cuanto al entrenamiento físicos es esencial cumplir con una dieta que tenga en cuenta la alta demanda energética necesaria en este tipo de deportes.

La dieta adecuada deberá de ser rica en hidratos de carbono aportando así la energía suficiente y mejorando el proceso de recuperación.

Mejorar los hábitos alimenticios es una parte muy importante en la vida de todo jugador profesional, tanto a la hora de elegir los alimentos adecuados como a la hora de preparar las diferentes recetas para conseguir una dieta equilibrada y adaptada a nuestro gasto energético.

Por otro lado, cada jugador tendrá diferentes condiciones y precisará de una dieta diferente, si bien por lo general la media para casi cualquier jugador es de un mínimo de entre 5 y 8 gramos de carbohidratos al día para obtener la energía necesaria para los entrenamientos y partidos.

Entre los alimentos ricos en carbohidratos tenemos el pan integral, los cereales, la fruta, el arroz, las verduras y la leche desnatada que son interesantes alimentos para formar parte de la dieta de un futbolista.

Otro aspecto muy importante es el de una correcta hidratación, y es que la deshidratación afecta de forma muy negativa a la resistencia, velocidad, habilidad y capacidad de toma de decisiones con lo que puede afectar en el adecuado rendimiento del futbolista.

Lo mejor es llevar una hidratación continuada, bebiendo durante los descansos y cuando tengan la oportunidad en la interrupción del juego. Las bebidas isotónicas que son ricas en hidratos de carbono pueden ayudar a reponer líquidos y sales y aportar energía para rellenar las reservas y reducir la fatiga.

Cómo distribuir las Comidas: Timing y Periodización

Al igual que la elección de los alimentos es importante distribuir bien las diferentes comidas. Lo más recomendable es hacer una comida principal antes de un partido de fútbol que debe ser de entre 2 a 4 horas antes de que este tenga lugar.

Esta comida lo mejor es basarla principalmente en hidratos de carbono y, en la medida de lo posible, evitar alimentos bajos en fibra y en grasa.

En este sentido un buen ejemplo puede ser pasta con una buena salsa a la boloñesa o un sándwich con un relleno ligero de pazo o un plato a base de arroz.

De aquí a que empiece el partido también es recomendable la ingesta de un tentempié como una pieza de fruta, un yogur o una barrita energética de cereales o pan tostado con mermelada.

Antonio Lizárraga, nutricionista del primer equipo del Barcelona añade que “ siempre les digo que sus cuerpos son Ferraris y a esos coches hay que darles la mejor gasolina”.

Por otro lado, el nutricionista también apunta en el sentido de la periodización y el timing que los equipos no entrenan cada día igual, así que tampoco se puede comer igual todos los días y es que, en este sentido, Lizárraga señala que “se puede comer muy bien pero muy mal repartido.”

En cuanto a los alimentos que recomienda este nutricionista de reconocido prestigio están las grasas buenas como las del aguacate, el pescado azul (salmón o atún), las almendras y el aceite extra virgen de oliva. Todos estos alimentos modulan la recuperación del músculo y son muy saludables.

A esto debemos añadir los colores de cinco frutas al día y terminar nuestra paleta de colores alimenticios con las verduras y ensaladas.

Precisamente, este experto en nutrición comenta lo importante que es que nuestra dieta tenga una variada paleta de colores “El color marca la calidad. A más colores, mejor”