Rafting

Rafting

Aunque quien no se encuentre inmerso en este mundo tal vez no lo sepa, la realidad es que en España hay cientos de sitios donde practicar rafting. Lógicamente si eres un principiante, incluso si no lo eres, lo mejor es acudir a una agencia especializada que te ofrezca una buena experiencia bajo la atenta mirada de un monitor que garantice tu seguridad, no obstante, cuando ya sepas de qué va esto y tengas una base mínima, podrás hacer rafting en compañía de tus amigos sin necesidad de buscar este tipo de vigilancia.

Desde Road Runner Records queremos dejar claro que, a no ser que seáis expertos, nuestra recomendación es que acudáis siempre acompañados de monitores especializados que conozcan la zona.

Uno de los mejores lugares para empezar iniciarte en este deporte es el Río Genil porque sus aguas, en algunos tramos bastante vivas, dan el movimiento necesario para experimentar esta actividad sin que llegue a ser algo demasiado bravo. En esa área encontraréis gran cantidad de agencias especializadas, una de nuestras favoritas es Ocio Aventura Cerro Gordo porque con ellos no sólo tendréis la oportunidad de probar el rafting, sino también otros deportes como tirolina, senderismo, barranquismo, escalada y mucho más.

Tampoco es mala idea iniciarte con un descenso por el río Júcar. En la localidad de Alcalá del Júcar y alrededores, que por cierto es realmente preciosa e interesante, podréis encontrar varias agencias donde también ofrecen este servicio de iniciación al rafting. Tales como Rafting Blanca, Turi Aventura o Multiaventura Los Olivos (de esta última me han hablado realmente bien).

Rafting para Iniciados

Una vez sepáis ya de qué estamos hablando, tal vez queráis probar algo un poco más extremo. Como antes, volvemos a recordar que nunca está de más llevar un buen equipo y un fantástico monitor que conozca la zona pero, obviamente, la decisión final es sólo vuestra.

En el Sur de España, además del río Genial, podemos encontrar grandes aventuras en el Alto Guadalquivir y el Guadalfeo.

Alto Guadalquivir. En la provincia de Jaén podemos realizar un tramo de rafting de poca dificultad, Nivel II, ideal para grupos familiares y principiantes. El Rafting puede realizarse durante todo el año (dependiendo del caudal). El tramo más popular son los 9 km que discurren de puente Agustines a puente Ortega.

Guadalfeo. En la provincia de granada encontramos el rafting de más nivel de Andalucía, con pasas de nivel III y IV, es un tramo de rafting avanzado. Este rafting puede realizarse en invierno y primavera, ya que necesitas las fuertes crecidas provocadas por las lluvias y el deshielo de Sierra Nevada. El tramo discurre por la Alpujarra de puente Órgiva a los Limones, es un tramo de kilómetros con rápidos de gran nivel. El tramo de aguas arriba si puede realizarse con cierta facilidad ya que es de nivel II ideal para principiantes.

En el centro peninsular, más o menos entre Madrid y Valencia, la mejor recomendación que podemos haceros es el Río Cabriel, que tiene varios tramos aptos para el rafting con Niveles entre II y III, lo cual lo hace apto para todo tipo de público, desde programas familiares, escolares, en los tamos se iniciación y para grupos de amigos, despedidas de soltero o amantes del rafting en los tramos con pasos de Nivel III. Es el rafting más cercano a Valencia y a Madrid por lo que tiene una ubicación perfecta y un entorno con un paisaje espectacular. Las sueltas de aguas hace que varíe el caudal de forma muy importan siendo de abril a septiembre la mejor época. De todos modos es un río navegable todo el año para rafting de nivel II y otras actividades como canoas y kayak.

Y en el norte de España, la zona más extrema, podéis optar por el área de Noguera Pallaresa, situada en el Pirineo de Lérida, es el río en el que se inició el rafting en España y está considerado como uno de los mejores ríos de toda Europa. Tiene pasos de II, III y IV grado. Con pasos muy célebres como el largo español, un largo rápido de IV grado. La época de mayor caudal coincide con el deshielo, mayo y junio, pero el rafting puede realizarse de abril a octubre. El paisaje pirenaico es la guinda para esta experiencia. Y, mi favorito, el Alto Ebro, un río caudaloso de nivel II y III (con agua), la época es de marzo a octubre. Tiene varios tramos para elegir, entre ellos hay uno de iniciación o infantil, es un tramo muy tranquilo, para los amantes del riesgo está el tramo del Cañón del alto Ebro, el cual destaca no sólo por la emoción si no por lo espectacular del paisaje.

Otras zonas donde hacer rafting son: Murillo de Gállego, Ésera, Ara y, como no, el río Miño.

Deja un comentario