Buscar

Las diez formas de protegerte del sol cuando haces deporte

shutterstock_1775826200(FILEminimizer)

Después de un duro invierno, donde ya sabemos que en algunos sitios las temperaturas llegan a ser extremas, es el momento de hacer deporte. Todavía estamos a tiempo de poder lucir tipazo este verano. Y no, no necesitamos dietas milagro ni nada de eso. Lo que necesitamos es ponernos en forma y la mejor forma es haciendo deporte. No queremos comer menos, es tan simple como hacer ejercicio, porque sigue siendo la mejor fórmula del éxito.

Ahora bien, tampoco queremos que nos pasemos de la raya. No que no hemos hecho en ocho meses no lo queramos acumular en cuatro. Por eso, lo primero que pedimos es responsabilidad. Y luego ya, ganas. Eso sí, el hacer ejercicio en los meses de mayo, junio, julio o agosto supone una cosa, tener que hacerlo con mucho sol. Y esto no es bueno. Por eso, a continuación te vamos a decir diez formas de protegerte del sol cuando haces deporte.

Usa protector solar de amplio espectro

La primera es la más básica, pero es cierto que también es la que más se nos olvida. Elige un protector solar con FPS de al menos 30 que proteja contra los rayos UVA y UVB. Para esto solo tienes que ir a farmacias o tiendas especializadas. No cojas el primero que encuentres en el supermercado.

Usa gorra con visera

Algo tan simple como una gorra con visera nos proporciona protección adicional para el rostro y los ojos. Por eso es ideal para cuando salgamos a hacer deporte. La típica gorra que tenemos en casa que nos han dado de publicidad o una de esas sofisticadas que se comercializan ahora.

Usa ropa adecuada

La ropa es muy importante. Por eso la recomendación es que utilices ropa de tejidos que te permitan transpirar y que no se adhieran a la piel. Y no, no pienses esa leyenda urbana de que cuanta más ropa, más sudas y así adelgazas. Es al contrario. Se produce mayor condensación y es peor.

Busca la sombra

Es algo que es muy simple, y que podría ser la recomendación que nos hicieran nuestros abuelos. Elige rutas o lugares que tengan sombra para minimizar la exposición al sol directo. Ya sabes que la mejor sombra es la que ofrecen los árboles.

Usar gafas de sol con protección UV

Los ojos también son muy importantes porque están expuestos durante toda la sesión de ejercicio. Por eso protege tus ojos y reduce el deslumbramiento del sol. Lo puedes hacer con gafas, pero ojo, mira que siempre estén homologadas.

Evita las horas de mayor intensidad

No nos vale hacer deporte a cualquier hora del día. Hay que evitar hacer deporte cuando el sol está en su punto más alto, entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Incluso si puedes hacerlo a primera hora de la mañana o a última del día, mucho mejor. Los golpes de calor pueden ser muy dañinos y podemos acabar en un hospital.

Recurre a sombrillas

Si vas a hacer deporte en la playa, procura llevar una sombrilla para ofrecerte sombra. O incluso si eres de los que haces ejercicio en el patio de tu casa o en tu jardín, lo mejor es que tengas a mano un buen toldo o como nos indican desde Toldos Clot, otra buena opción para este tipo de lugares para hacer ejercicio es la de un parasol. Mucho más sencillo y fácil de desplazar. Pero eso ya depende del espacio que tengas en tu jardín o terraza. Durante la pandemia fueron muchos los que apostaron por no ir al gimnasio y adecuar una zona para hacerlo.

Bebe suficiente agua

Es nuestra octava recomendación, aunque es cierto que podría ser la primera. La hidratación es clave para prevenir la insolación, por lo que es recomendable beber mucho agua antes, durante y después de tu actividad deportiva. Tienes que llevar siempre agua contigo, aunque sea una carrera corta o un entrenamiento breve.

Utiliza productos reafirmantes

Algunos productos corporales pueden proteger la piel del sol y al mismo tiempo reafirmarla. Eso ya es cuestión que preguntes a expertos o especialistas en estas lides para que te puedan asesorar.

Es importante escuchar a tu cuerpo

Y por último, pero no por ello menos importante, cuando se trata de hacer deporte bajo el sol, es fundamental prestar atención a las señales que tu cuerpo te da para evitar problemas mayores. Nuestro cuerpo es sabio y él sabe si es el momento adecuado para hacer ejercicio con sol o no.

Más comentados

Rafting

Aunque quien no se encuentre inmerso en este mundo tal vez no lo sepa, la realidad

Scroll al inicio