Buscar

Los moteros y moteras, un público fiel a sus gustos

2150810242 (1)

Un medio de transporte siempre ha sido una de las grandes necesidades del ser humano para comunicarse vía terrestre con otros puntos de la geografía local o internacional. Primero, utilizamos a los caballos para ello. Después, llegaron los carros. Finalmente, el motor terminó imponiéndose y llegaron los coches o las motocicletas. Mientras tanto, los trenes ya se habían erigido en la mejor manera de transportar a personas y a mercancías desde distancias variopintas. Lo que está claro es que los medios de transporte juegan un papel elemental en todo lo que tiene que ver con la historia del ser humano. Nada hubiera sido lo mismo sin ellos, eso está claro.

En los párrafos que vais a ir leyendo a continuación, se va a hacer referencia a un medio de transporte concreto como lo es la motocicleta. Sin duda, es uno de los preferidos por mucha gente. No en vano, es uno de los que más veréis cuando salís a la calle, ¿no es cierto? España es un país en el que existe una gran afición a las motos (solo hay que ver la enorme cantidad de gente que se desplaza cada año a los Grandes Premios de Moto GP de Cheste, en Valencia, y de Jerez) y eso hace posible que nuestro país sea uno de los grandes mercados en relación a este tema.

En una noticia que fue publicada en la página web del diario La Vanguardia se informaba de cuántas motos hay en España, quién las conduce y dónde se concentran. La propia información aseguraba que el parque de vehículos de dos ruedas había crecido un 21% en el interior de nuestras fronteras a lo largo de los últimos años, desde 2010. En el año 2019, ya eran 3’31 millones los vehículos de dos ruedas que podíamos ver en España, siendo la mayoría de ellos motocicletas (1’92 millones). Barcelona, con medio millón de vehículos de dos ruedas, y Madrid, que pasa de las 300.000, son las ciudades que más tradición tienen en este sentido, algo que nos parece lógico puesto que son ciudades en las que más gente se concentra en España.

No nos extraña en absoluto que haya tantos moteros y moteras en el interior de nuestras fronteras, sobre todo si nos atenemos a los beneficios que van íntimamente relacionados con una cuestión como esta, que compartió una noticia del Mundo Deportivo y que son las que vamos a compartir a continuación con vosotros y vosotras.

  • Se circulará de una manera mucho más fluida cuando estamos en una ciudad, sobre todo por el hecho de que ocupamos mucho menos espacio que con un coche.
  • El estacionamiento será mucho más fácil cuando tengamos una moto principalmente por lo que decíamos más arriba en relación al espacio.
  • Una moto emite una menor cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera que un coche, así que esta es una opción ideal para todas aquellas personas que deseen cuidar del medioambiente.
  • Una gama media de motos costará menos que una gama media de coches, así que el factor económico también puede ser visto como un beneficio en este plano.
  • No hay nada que ofrezca una sensación de libertad tan grande como la que proporciona viajar en moto tanto dentro de un núcleo urbano como en una carretera.

La cantidad de personas que usan moto en España no para de crecer… y esa es una noticia realmente extraordinaria desde el punto de vista de las tiendas que se encargan de la venta de complementos, como es el caso de Delirium Cross. Nos cuentan sus profesionales que las ventas se han duplicado desde hace un lustro y que, además, la fidelidad del público es cada vez más grande con independencia de cuál sea su procedencia, su edad y la experiencia que tengan conduciendo una moto. Sin duda, este es el tipo de público que todo el mundo querría tener para dar a conocer y desarrollar su negocio.

Un equipamiento que es básico para cualquier motero o motera 

El equipamiento y los complementos que se usan en un entorno como el del motociclismo son básicos para garantizar algo tan importante como la seguridad de las personas que van encima de la moto. Si estas personas circularan sin casco, sin guantes y sin rodilleras, por poner tres ejemplos básicos, estarían poniendo en jaque su seguridad, su vida. Por tanto, es lógico que la demanda de este tipo de productos sea tan habitual entre las personas que estén habituadas a conducir una moto. De hecho, esa demanda va a seguir siendo alta y va a continuar creciendo de cara a los próximos años.

Que el tema de la seguridad es uno de los más importantes que deben asumir los motoristas de todo el mundo está más que claro. Siempre es importante tener en mente todas esas medidas de seguridad con independencia del vehículo que conduzcamos o en el que estemos metidos, pero en el caso de alguien que conduce una foto es todavía más importante puesto que siempre va a salir perdiendo en caso de accidente no contar con la protección de la que dispone un coche o un camión, por ejemplo, con el chasis. El motorista va directamente al suelo y eso puede tener consecuencias fatales si no se cuenta con los medios de protección idóneos. Por eso se hace tanta incidencia en ellos.

¡Y a disfrutar de la experiencia!

Cuando hemos cumplido con todo lo que tiene que ver con el aspecto de la seguridad, es el momento de disfrutar de una experiencia como de la que hemos venido hablando. La verdad es que merece la pena hacerlo y sentir la libertad que ocasiona estar encima de la moto y desplazarnos a la velocidad a la que estimemos oportuna, con el aire bañando nuestra cara. Es una especie de sensación como la que sentía Leonardo Di Caprio en la película Titanic cuando exclamó: “¡Soy el Rey del Mundo!”. Quienes os desplacéis de manera habitual en moto sabéis perfectamente de lo que estamos hablando.

Además, la moto es perfecta para la organización de muchos de los planes que van a hacer posible que disfrutemos al máximo de nuestra vida privada. Es un medio de transporte ideal si queremos hacer un picnic en cualquier zona verde o rural a la que sea más complicado llegar que con un coche. También resulta idónea si lo que queremos es hacer una quedada con otros amigos moteros para ir a un bar, celebrar una comida o cualquier evento de estas características. Seguro que llamamos poderosamente la atención de la gente que se cruce con nosotros en algún momento del trayecto.

Un símbolo de amistad

En relación a lo que acabamos de comentar, os diremos que la moto es una especie de símbolo de amistad. Siempre lo ha sido y creemos que esa sensación sigue latente en nuestra sociedad. Se trata de un mundo que es capaz de unir a mucha gente que quizá no tuviera otras cosas en común de no ser por esto. Una buena prueba de lo que estamos comentando la tenemos en las concentraciones moteras que se viven en los días anteriores a la celebración de Grandes Premios de Motociclismo, como decíamos anteriormente. Pero ojo, que no solo se producen dichas concentraciones en Jerez o Cheste, sino que también son habituales antes de que se celebren los eventos de motociclismo de otros países. En Alemania, Reino Unido, Australia o Estados Unidos esto es un verdadero clásico.

Estamos convencidos de que ese espíritu de la amistad que está ligado a las motos se va a mantener con el paso de los años. A fin de cuentas, y como ya hemos visto, son muchas las personas que tienen un medio de transporte como este y que disfrutan cuando se suben en él. Al no ser tan numeroso como lo es el coche, las personas que tienen moto se sienten algo más especiales y tienen muchos más motivos que las conducen un coche para conectar entre ellas y sentir que hay algo que les une y que les diferencia del resto de la sociedad. Eso siempre es importante, el sentir parte de algo. Para unas personas será las motos, para otras el ser de un determinado equipo de fútbol y, para otras, escuchar a una determinada banda de rock and roll.

A quienes nunca os habéis atrevido a conducir una moto o a subiros a ella, os decimos que siempre ha de haber una primera oportunidad para algo. Es una sensación inexplicable y que estamos seguros de que os va a gustar mucho más de lo que creéis o de lo que habíais pensado previamente. Son muchos los ejemplos de personas que han apostado por ello a una edad avanzada y que no se arrepienten en absoluto de haberlo hecho. Puede ser vuestro caso. Al menos, probad. Es posible que esto os cambie la vida por completo y no lo sepáis todavía. No seríais los primeros ni las primeras, eso os lo podemos garantizar.

 

Más comentados

Rafting

Aunque quien no se encuentre inmerso en este mundo tal vez no lo sepa, la realidad

Scroll al inicio