Apostar por la higiene ha sido la misión primordial de los gimnasios para ganar confianza ante la COVID-19

Apostar por la higiene ha sido la misión primordial de los gimnasios para ganar confianza ante la COVID-19

El coronavirus ha sacudido por completo los cimientos sobre los que se asentaba nuestra vida. Es algo que, a estas alturas de la película, con casi un año de duración de la pandemia, ya nos ha quedado claro a todos y todas. Lo que antes nos parecía lo más fácil y normal del mundo ahora hay que realizarlo con las máximas medidas de seguridad, por si acaso. La vida no es la misma que antes y, aunque haya una vacuna que esté a punto de salir al mercado para eliminar todos los riesgos de la pandemia, hay que seguir manteniendo las medidas de seguridad.

Para ello, ponerlo todo de nuestra parte para que un lugar esté perfectamente limpio e higienizado es fundamental. La limpieza ha adquirido un valor realmente importante en los momentos en los que nos encontramos y lo cierto es que no es para menos. ¿Cuántos contagios y cuántas vidas habrá salvado un entorno limpio y con la mayor de las higienes tras casi un año de pandemia? Lo cierto es que, probablemente, unos cuantos miles. Y así lo debe seguir siendo, por nuestro bien y el de todas aquellas personas que se encuentran a nuestro alrededor.

Tras la llegada de la nueva normalidad, en muchos lugares empezó a tomarse una serie de medidas destinadas a proteger a sus clientes o visitantes ante posibles contagios. Era clave para mantener parte de la actividad económica que ha sido duramente golpeada a lo largo del 2020. Los gimnasios han sido uno de esos lugares que han tenido que apostar de una manera realmente importante por esto. Y es que se trata de entidades que ya son fundamentales para muchas personas que buscan en el deporte una manera de conseguir el cuerpo que quieren y para, por otro lado, despegar su mente de la rutina habitual.

Una noticia publicada en la página web oficial de la Comunidad de Madrid aseguraba que los gimnasios, tras la llegada de la nueva normalidad, eran lugares ideales para ponerse en forma con garantías tras la COVID-19. Y la consecución de esas garantías es en lo que han trabajado desde este sector en los últimos meses. La verdad es que se han conseguido múltiples logros puesto que hay muchas personas que, gracias a la limpieza e higiene que demuestran tener los gimnasios, han vuelto a recuperar la confianza en este tipo de centros.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web del diario La Vanguardia, aseguraba que acudir a un gimnasio es mucho más seguro, en los tiempos que corren, que ir a comer a un restaurante. Y es que se ha invertido dinero y tiempo en tratar de hacer de los gimnasios un lugar mucho más seguro. La limitación del aforo, unido al uso de las mascarillas y, como venimos diciendo, la exhaustiva limpieza de los materiales es lo que explica que, en este inicio de 2021, los gimnasios sigan siendo centros seguros y preparados para la práctica deportiva.

Tras el final de la primera ola de la COVID-19, fueron muchas las personas que se preguntaron si volvería a ser seguro pisar un gimnasio. Las dudas se han terminado despejando con el tiempo… y con el acierto, por parte de los principales dirigentes de estas entidades, al usar todo tipo de materiales de limpieza para garantizar la seguridad en sus instalaciones. Los profesionales de Stocknet Vallés nos han comentado que su cartera de clientes de gimnasios ha crecido de un modo tremendo en los últimos meses y que eso es lo que explica que sean calificados como sitios seguros y que la gente, por ende, haya vuelto a recuperar la confianza en ellos.

Una necesidad tras el confinamiento

Ir al gimnasio se convirtió en una necesidad para una enorme cantidad de gente después del confinamiento que se extendió desde marzo a junio. Fueron muchas las personas que ganaron una considerable cantidad de kilos cuando nos vimos obligados a quedarnos en casa, así que, una vez que nos dejaron salir, tocó empezar a perder todo aquello que ganamos durante los meses de confinamiento. Y el gimnasio, por ello, se convirtió en una de las principales alternativas para tantas personas.

Estamos convencidos de que loas gimnasios van a seguir siendo elementales para un porcentaje importante de nuestra población. Aunque ya se nos permite salir, en parte, de casa, hacer deporte sigue siendo una necesidad ya no solo para mantener nuestra figura bien cuidada, sino para activar nuestra mente y conseguir evadirnos ante esa rutina que en tantas y tantas ocasiones nos amedrenta. El deporte es vida y, desde luego, nunca puede desaparecer de nuestro día a día. Es el mejor aliado para combatir todos los males, físicos o mentales, que nos puedan amenazar.

Deja una respuesta