¿Usar ropa interior para correr?

¿Usar ropa interior para correr?

Es un tema muy común en los grupos con los que salgo a correr. ¿Usas ropa interior para correr? Como en todas las cosas, no hay un patrón definido, esto dependerá de cada persona, ya que la respuesta de cada corredor al contacto con determinadas prendas es totalmente distinta, pero sí es cierto que hay que tener claras algunas cuestiones, antes de hacer kilómetros.

Yo tengo claro que lo mejor es no usar casi nunca ropa interior debajo de los pantalones para correr. Pero es cierto que yo puedo presumir de tener una piel que no es sensible a las rozaduras, porque recuerdo a un amigo mío que tenía la piel sensible y le salían unas heridas muy desagradables. Así que el primer consejo es que pruebes antes de tomar ninguna decisión.

Ventajas

Si llevamos una prenda de ropa interior evitamos que las costuras de los pantalones de correr nos generen molestas rozaduras por el contacto directo con nuestra piel. Si tienes tendencia a sufrirlas en la parte interior de los muslos, es más que recomendable que uses mallas, ya que generan muy poca fricción contra esa parte de la pierna.

Vas a estar más calentito, incluso en invierno se agradece el extra de calor que una prenda de más nos ofrece al salir a la calle a correr.

Tienes una mayor sujeción cuando corres. En el caso de los hombres irán mucho más tranquilos y en el de las mujeres también. Para estas cosas yo recomiendo sujetadores deportivos. En Lencería Paqui puedes encontrar varios modelos con los que te vas a sentir mucho más cómoda.

Es mucho más higiénico. Aunque seamos muy sensibles con la limpieza de la ropa para correr, tener una prenda de ropa interior entre nuestra piel y los pantalones o mallas de correr supone un extra de protección, que se hace más importante en el caso de las mujeres.

Otra cosa que debes evitar es usar lencería muy gastada, pues si tu ropa interior está muy vieja, las gomas elásticas quedan en contacto con la piel y pueden provocarte un sarpullido, la llamada dermatitis irritante por contacto.

Desventajas

Los pantalones y mallas para correr están hechos de tejidos y con confecciones que favorecen la transpiración, cosa que generalmente no sucede con la ropa interior. Una prenda de ropa interior de algodón, por ejemplo, supone concentrar el sudor que vamos generando en la zona, el cual difícilmente eliminaremos.

Los pantalones y mallas para correr están hechos de tejidos y con confecciones que favorecen la transpiración, cosa que generalmente no sucede con la ropa interior.

En el caso de las mujeres, es más habitual usar prendas de encaje o tangas pero esto puede resultar muy peligroso para la salud, al menos para la salud de tu zona íntima pues estas prendas te harán acumular sudor y humedad que puede quedar atrapada, lo que aumenta el riesgo de sufrir infecciones por hongos como la candidiasis. Lo mejor: optar por prendas de lycra o de algodón. Para esto sí que hay que tomar buena nota.

Otra recomendación es la de cambiarse rápido de ropa, con la consiguiente ducha, si es posible, ya que en muchos lugares donde se hacen carreras populares no hay, también es preceptivo lavar la ropa tras cada entrenamiento. Los expertos avisan de la posible influencia de una bacteria conocida con el nombre de micrococo.

La Universidad de Gante, en Bélgica, investigó el hecho y advirtió que los olores desprendidos de las prendas de poliéster usadas para el deporte pueden ser muy desagradables si no se las lava correctamente.  Seguro que conoces a más de uno en esta situación. Así que mucho cuidadín. Tal y como dice el refrán, en casa limpia, los ángeles bailan de gusto.

En mi grupo de runners lo que veo es que las mujeres sí apuestan más por la ropa interior, mientras que los hombres prefieren estar más sueltos. Pero como siempre, lo mejor es que lo pruebes por ti mismo, sin dejarte influir por tendencias, consejos o experiencias de los demás, porque como bien sabes, cada corredor es un mundo. Lo importante, al fin y al cabo, es que se sienta cómodo con sus elecciones, que corra pensando sólo en sus zancadas y no en sus prendas íntimas. 

Deja un comentario